miércoles, 22 de febrero de 2017

Tic tic. Tac tac. ¿Qué sonido tiene el tiempo?

Hola, queridos seguidores. ¿Habéis visto que solito tan primaveral empieza a aparecer en nuestro cielo? Entran ganas de salir a la calle, dirigirse a un parque y montar sin preocupaciones en algún columpio. Pero como yo no tengo tiempo de hacer eso, al menos os traigo una sección donde relajarnos y alimentar a nuestro niño/a interior: Baby Reina.
Esta sección es muy especial porque siempre he disfrutado sosteniendo cuentos y libros infantiles entre mis manos. Es por ello que he decidido reseñar algunas joyitas de la literatura para peques y no tan peques de la Corte Lectora. Y me estreno gracias a Boolino Books, una editorial donde encontraremos un montón de libros de calidad para los reyes y las reinas más chiquitines de la casa.


Hoy presento un libro muy especial. En la sociedad en la que vivimos, los niños y los adultos necesitamos este tipo de lecturas tan poéticas y decisivas. ¿Recordáis cuando leísteis El Principito? Para muchos supuso un antes y un después porque nos abrió los ojos a una realidad nueva, invisible. Tic-Tac. Cuatro Cuentos y  un Secreto tendrá el mismo efecto. Doce golondrinas revolotearán en nosotros tras la lectura y ya nada volverá a ser como antes. Pero, por favor, comencemos por el principio.


Esta es una lectura que habla sobre relojes ("¿Y no será que habla sobre el tiempo, Eva?" No nos precipitemos). Lo primero que nos encontramos es precisamente con la descripción de un reloj de muñeca, un objeto aparentemente fútil, simple y ordinario. Lo que no sabemos es que este instrumento nos revelerá el secreto que contiene esta gran historia. Nuestro protagonista, un niño de 12 años, se ve en la necesidad de narrarnos cuatro cuentos para poder desvelarnos este secreto, y la manera en que lo hace hará que nos volvamos a enamorar de todo aquello que, como ya dijo el Principito, es invisible a los ojos. 

Para mí, la principal enseñanza de Tic-Tac. Cuatro Cuentos y un Secreto, tiene que ver con el paso del tiempo y el ciclo de la vida (que incluye, ineludiblemente, la muerte). Por tanto, es una lectura ideal para hablar sobre ello con los niños y los mayores que se presten. Los elementos que marcan este proceso imparable no son sólo los relojes, sino también los lazos intergeneracionales que aparecen en la lectura. 


Pero no sólo esto nos recuerda el paso del tiempo, también lo hacen las golondrinas que se van, los amigos que se despiden, las personas que crecen. El relato manda el mensaje de que incluso dentro de un mismo día, nacemos y morimos, crecemos y decrecemos, avanzamos y retrocedemos. Y no es sólo poesía, también es historia, o mejor dicho, cuento. Nuestro niño de doce años tiene un abuelo relojero que inventa relojes que no funcionan, tiene tres enemigos pelirrojos, y su pájaro preferido existió hace millones de años. Es la historia de un niño, y ellos siempre narran mejor que los adultos. 

Ilustración de Eugenia Abalos

Por otro lado, me encantan las historias que nos permiten ver más allá. ¿Alguna vez os habéis parado a pensar que los relojes no hacen tic-tac? Los relojes hacen «tic-tic», o «tac-tac», pero nunca una mezcla de ambos. Es nuestra mente quien lo mezcla. Estas y otras reflexiones nos robarán un suspiro, y nos devolverán a la realidad: ¿en qué estamos invirtiendo nuestro tiempo que no nos permite descubrir cosas así de fantásticas? Quizás para un economista conocer el sonido exacto que hace un reloj le es un tema sin importancia, pero si queremos ser adultos de verdad, tenemos que rodearnos de cosas verdaderas. Pero avancemos, pues estas reflexiones no es lo único que quiero resaltar.

Hay más. Están las ilustraciones de Eugenia Abalos, un placer para la vista. Y están todas y cada una de las metáforas de Diego Arboleda. Un cementerio de relojes parados, golondrinas que parecen números romanos, perros que en vez de ladrar dicen "¡perro!"... Una sensibilidad exquisita que es la que yo quiero para mis hijos, mi familia, mis amigos, mis vecinos, mi mundo. Así quiero que todos veamos el mundo, así quiero que mis seres queridos despierten su imaginación.


Y no me demoro más. Es un libro recomendado para niños mayores de 10 años (aunque bien trabajado creo que se podría compartir con niños de menor edad) o cualquier persona que alguna vez se ha enfrentado al tic tac del cocodrilo que persigue al Capitán Garfio. De hecho, si me permitís el título, como psicóloga lo recomiendo de lectura obligatoria en cualquier día de lluvia o sol, bajo manta o en la playa, entre amigos o en la intimidad. Los humanos tenemos que empezar a hablar sobre el tiempo, y sabéis que  no me estoy refiriendo al meteorológico. 

Sólo puedo decir, ¡gracias!


Foto realizada por La Reina Lectora

¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta mi nueva sección? ¡Tic-tac, mis reyes y reinas! ¡Invirtamos el tiempo en cosas bonitas!

26 comentarios:

  1. Hooola, Eva <3
    Bonita portada. Lo que ya le da un punto a favor en mi causa. Bueno, yo sinceramente no soy de leer muchos libros dedicados a un publico más bien pequeñito, porque me gusta mucho la sangre xD Pero cuando he tenido la oportunidad de leerlos (un par de veces nada más) se me han hecho encantadores, sobretodo porque siento que son los libros que más conocimientos y mensajes nos traen, aunque por supuesto, de una manera un poco más oculta.
    Me lo quiero apuntar. Muchas gracias por la reseña, nos estamos leyendo,
    ¡Un beso! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, la verdad es que tú eres de libros duros, por eso me alegro el doble de que quieras darle una oportunidad a este tesorito. Abrazos.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha encantado esta sección y el libro, lo tendré en cuenta.
    Da gusto leer tus entradas y ver el blog tan bonito que tienes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me encanta esto de la sección "Baby reina"... La verdad es que es una cucada y sin duda parece un libro con mucho contenido, una lectura ideal para los más peques de la casa.

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  4. Que bien pinta el libro. Anotado.
    Gracias Eva ��

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Eva!
    La verdad es que el libro no es para mí, eso de las historias y un secreto al final me ha recordado un montón a Un monstruo viene a verme, y aunque estoy segura de que el desenlace no es el mismo, la metáfora puede que sí ^^
    Muchas gracias por la reseña :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que poco puedo decirte, porque no he leído ni visto Un Monstruo Viene a Verme, pero sí, seguro que ambas hablan del ciclo de la vida, aunque aquí no hay nada de enfermedades ni es demasiado dramático. Es poético, con relojes molones, y muy imaginativo :)

      Eliminar
  6. Que entrada más chula, con lo que me gusta la literatura infantil, me apunto este libro sin dudarlo.
    Gracias por tu trabajo y esfuerzo para traernos estas fantásticas entradas
    Besos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  7. Este libro lo lei el mes pasado y me gusto bastante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Mira que no soy de leer libros infantiles, pero este ha logrado picar mi curiosidad *-*
    Entre lo que has contado y la edición he acabado enamorada, así que me lo llevo apuntado. Además, este año me he propuesto salir de mi zona de confort en cuanto a lecturas, y este me viene perfecto.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo debo reconocer que me gustan bastante, pero sobre todo los libros infantiles que son perfectamente aplicables a mayores, por todo el significado profundo que tienen ♡ Ojalá lo leas y te guste :)

      Eliminar
  9. Hola! La verdad es que los libros infantiles no suelen llamar mi atención, pero de este me gusta todo. Me lo apunto jeje
    Besos desde lacajadej.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. ¡Me encantan estos libros! como profe de infantil me lo paso bomba leyendo cuentos y creando los propios. Son tan bonitos.

    Un besito
    Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si eres profe, este libro es maravilloso para hablar sobre el ciclo de la vida y el paso del tiempo. Además es muy enriquecedor para la imaginación de los peques. Anótalo ♡

      Eliminar
  11. ¡Hola reina! Que libro más bonito por favor. No lo conocía, pero la portada me parece preciosa^^

    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la recomendación, esta muy bonito.

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenas!
    Me han gustado la sección, la entrada y la recomendación :] Me ha recordado un poco a Momo, quizá por lo del tiempo y lo que hacemos (o no hacemos...) con él, un tema sin duda interesante y que todos nos podemos plantear. De hecho, creo que este tipo de lecturas nos hace más falta a los adultos que a los niños, ellos sí saben usar el tiempo si nos mantenemos al margen con nuestras recomendaciones de "aprovecharlo"...

    Es una lástima que los niños de mi familia no sean lectores, pero sin duda si algún día tengo la oportunidad de compartir esta lectura con alguien lo haré y hasta entonces... para mí ;]


    ¡Abrazotes! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu reflexión, debería has incluirla en la reseña. Tienes toda la razón, los adultos somos quienes debemos replantearnos cómo invertimos el tiempo, pues los niños desde luego lo saben mejor que nadie, quizás por eso el libro es narrado por un niño y no por un adulto :)

      Gracias S., te echaba de menos por aquí ♡

      Eliminar

Me encanta leerte. Aquí puedes expresarte con total libertad. Además, te echo una mano para que decores el comentario como te apetezca (copia y pega):

/ ❤ / ▲ / ♫ / ★ / ℂ / ✔ / ☀ / ✉ / ♦ / ⚡ / ☕ / ✿ / ❄ / ♡ / ☮ / ツ / ✌

✍(◔◡◔) / ♥‿♥ / (ɔ◔‿◔)ɔ ♥ / \ (•◡•) / / ♬♪♫ ヾ(*・。・)ノ ♬♪♫ / (ง︡'-'︠)ง

Escribir en negrita: (b) texto (/b). Escribir en cursiva: (i)texto(/i). *Recuerda sustituir ( ) por < >

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...